Alergias e Intolerancias

Alergia al cacahuete

cacahuetes

¿A partir de qué edad puede tener mi hijo alergia al cacahuete?

De todas las alergias, la alergia al cacahuete es una de las más frecuentes en niños mayores de tres años.

En los últimos años el número de niños afectados por esta alergia al cacahuete está aumentando de forma bastante considerable, ya que se ha multiplicado por dos el número de niños alérgicos al cacahuete.
Además es una alergia que persiste a pesar de la edad, ya que sólo en alrededor del 15% de los niños alérgicos desaparece esta alergia al llegar estos a la edad adulta.

alergia al cacahuete

El incremento de la incidencia de la alergia al cacahuete en la población infantil se puede deber entre otros factores a que se usa cada vez más en la alimentación, ya que es un producto de precio bajo y constituye un alimento de alto valor nutritivo.

Los cacahuetes
El cacahuete es un alimento que pertenece a la familia de las leguminosas, dentro de la cual también nos encontramos con los guisantes, soja, altramuces, garbanzos, habas, etc.

Los compuestos responsables de la reacción alérgica son unas proteínas (Ara H1 hasta Ara H8).
La proteína Ara H1 presenta una gran similitud con las vivilinas, que son las proteínas que se encuentran en los guisantes, lentejas o anacardos.
Debido a esto hay que tener especial cuidado ya que esta cercanía puede presentar en los niños que sufren la alergia al cacahuete alergias cruzadas.

¿Cuándo aparecen los síntomas de la alergia al cacahuete y cómo son?

Las reacciones alérgicas se pueden producir de forma casi instantánea o aparecer pasadas unas horas de la ingestión.

La manifestación de la alergia puede darse de diversas formas, desde las más comunes como son una inflamación de la garganta y boca junto con un fuerte picor a sufrir urticaria, eczemas, dolores abdominales, asma, vómitos y tos.
En algunas ocasiones, la reacción alérgica es tan fuerte que puede provocar anafilaxia, y la muerte del alérgico.

La anafilaxia es una reacción inmunitaria generalizada del organismo, una de las más graves complicaciones y potencialmente mortales.

El diagnóstico de la alergia al cacahuete

En el momento que detectemos cualquier tipo de reacción alérgica de nuestro hijo iremos inmediatamente al pediatra a informarle, y el será quien le haga las primeras exploraciones y le derive al profesional indicado.
El diagnóstico lo efectuará un médico alergólogo mediante una serie de test cutáneos acompañados de análisis de sangre, de modo que con los resultados de las pruebas podrá evaluar la gravedad de la alergia de nuestro hijo al cachuete.

¿Qué alimentos contienen cachuetes?

Son muchos y variados los alimentos que contienen cacahuete, es por ello que en esta lista, que no está completa del todo, podemos ver cuáles son los alimentos que debemos evitar que consuman nuestros hijos en caso de ser alérgicos.

Desde luego el primero de la lista es el cacahuete, y después van aquellos que son derivados del cacachuete, como son la crema de cacahuete, el aceite de cacahuete, la mantequilla de cacahuete.
La mitad de las personas alérgicas al cacahuete también lo son a los frutos secos (almendras, nueces y anacardos) y a menudo a pipas de girasol y a las semillas de sésamo. De modo que también tendremos cuidado con la ingesta de estos alimentos.

Otros productos que debemos evitar son los cereales del desayuno, la bollería industrial, galletas, panes fabricados con harina de altramuces, conviene preguntar a nuestro panadero si usa ese tipo de harinas, y panes con otros cereales.
Quesos que contengan frutos secos, yogures con muesli, margarina, barritas con cereales.

Tendremos mucho cuidado con los productos de repostería ya que en muchas ocasiones llevan productos derivados de los cacahuetes.

Cualquier plato precocinado o preparado puede llevar productos derivados del cacahuete y/u otros frutos secos,
Evitaremos todos los frutos secos debido a las alergias cruzadas.

Hay otra lista de productos que no son alimentarios que también pueden contener algún derivado del cacahuete que puede provocar igualmente reacciones alérgicas en nuestros hijos como productos higiénicos como champús o geles que cuenten con algún tipo de aceite vegetal.

Los alimentos que se usan para animales también pueden contener productos derivados del cacahuete.

Si vamos a un restaurante con nuestros hijos, y son alérgicos al cacahuete hay que hablar con el camarero o cocinero para que tenga constancia y evite el uso de productos que pudieran provocar una reacción alérgica en nuestros hijos.
Los restaurantes tanto chinos como orientales usan una gran variedad de productos que contienen derivados del cacahuete.

¿Qué debemos hacer con respecto a la alergia al cacahuete?

Fundamentalmente es evitar al cien por cien el consumo de cacahuetes y todos su derivados, así como hacer chequeos regulares con nuestro médico alergólogo para que haga un seguimiento de la alergia y su desarrollo.

No debemos olvidar advertir siempre al médico y al farmacéutico la condición de alérgico de nuestro hijo/a y, aún así, ante cualquier medicamento, se debe leer cuidadosamente el prospecto en el apartado de composición.

Un niño alérgico al cacahuete debe llevar encima un carnet de forma permanente indicando que tiene alergia al cacahuete.

Enlaces de interés; Familiares de niños alérgicos

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies