Alergias e Intolerancias Alimentación Bebé Pescados

Cuando introducir el pescado en la alimentación de los bebés

introducir pescado bebes

De todos son conocidas las bondades del pescado, tanto el pescado azul como el pescado blanco, y por este motivo debemos introducir poco a poco a los niños el pescado en su dieta.

Al principio puede no resultar fácil, y hasta puede que rechacen el pescado, pues el sabor resulta muy diferente a los alimentos a los que están habituados, por eso, la clave es dárselo poco a poco.

Si desde pequeños les enseñamos a llevar una dieta sana y equilibrada, nos ahorraremos problemas en el futuro.

introducir pescado bebes

Beneficios del pescado

En el caso de los niños, el consumo de pescado resulta muy importante debido a la cantidad de yodo que aporta. Si tenemos en cuenta que la carencia de yodo es una de las causas principales de lesiones cerebrales en la infancia, el consumo de pescado debe ser prioritario.

El yodo se encuentra casi en exclusiva en el mar, de modo que la fuente principal de yodo son los alimentos que provienen de allí, como es el caso del pescado.

A parte del aporte en yodo, el consumo de pescado nos previene de enfermedades cardiovasculares y reduce el riesgo de sufrir coágulos o arritmias

El pescado tiene un aporte muy importante de proteínas de alto valor. En el caso de los pescados azules, nos encontramos con su aporte en ácidos grasos omega 3 y omega 6.

El consumo de pescado ayuda a la salud arterial y además ayuda a reducir los niveles de triglicéridos.

¿A qué edad se les puede empezar a dar pescado a los bebés?

Podemos empezar entre los nueve meses y el año, pero sólo pescado blanco, el pescado azul lo introduciremos en su dieta unos meses más tarde, sobre los dieciocho meses.

No se debe tratar de introducir antes ya que el pescado puede producir reacciones alérgicas además de contener ciertas sustancias tóxicas como es el mercurio o el ácido bórico.

Si hay antecedentes familiares de alergia al pescado es mejor que se espere hasta los tres años de edad. A esta edad, el bonito o el atún son buenas opciones para empezar a introducir el pescado en su dieta.

Los pescados que más alergias provocan son la merluza y el bacalao, por lo que deberemos ir poco a poco hasta llegar a ofrecer estos pescado a los pequeños.

La textura del pescado suele resultar agradable a los pequeños, de modo que nos resultará más fácil.

Al principio se recomienda empezar con los pescado que contienen menos grasas, y por su puesto hay que tener mucho cuidado con las espinas. Pescados como la merluza o lenguado son buenas elecciones, y estos los podemos mezclar con verduras, para que el aporte sea lo más beneficioso para el bebé.

Cómo preparar el pescado para los bebés

Tenemos que tener bien claro que los bebés no pueden comer todo tipo de pescados, de modo que los pescados en conservas, los ahumados y el pescado crudo nunca se deben dar a los bebés.

Los pescados crudos pueden contener anisakis, y si una intoxicación por anisakis en un adulto suele ser mala, para un bebé puede resultar mucho peor. Además el pescado crudo no es de fácil digestión, de modo que no es la mejor elección para ellos.

Se puede cocinar el pescado al horno o al vapor, pero sin añadir nada más como sal u otras especias. Este pescado, una vez cocinado se puede hacer papilla, y como hemos indicado anteriormente, debemos tener mucho cuidado con las espinas. Para ellos siempre desmenuzaremos todos los trozos del pescado una vez cocinado para comprobar que no queda ninguna espina.

En la papilla podemos añadir una cucharadita de aceite de oliva, pero sin cocinar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies