Alergias e Intolerancias Frutos Secos

Cuándo debo introducir los frutos secos en la dieta de mi hijo

frutos secos

¿Qué son los frutos secos?

Los frutos secos son llamados así porque su composición natural, que sin ningún tipo de manipulación por parte del hombre, tienen menos de un 50% de agua.
Son muy importantes en la dieta debido a su gran aporte energético, pero no sólo eso, además son ricos en ácido fólico, proteínas, fósforo, hierro y potasio, así como otras vitaminas del grupo B.

Tipos de frutos secos

Hay dos tipos diferentes de frutos secos, los que están contenidos en una cáscara, como por ejemplo cacahuetes, pistachos, pipas y aquellos que provienen de frutas desecadas, como los dátiles, ciruelas secas o uvas pasas. Estos últimos aportan además de azúcar, proteínas, mucha fibra, sales minerales, hidratos de carbono, etc, lo que los convierte en muy recomendables para la dieta infantil.

frutos secos

Los frutos secos y las alergias

Pero debido a sus características especiales, y a la importante incidencia que tienen los frutos secos en las alergias alimentarias, siendo el cacahuete uno de los alimentos más implicados en las alergias alimentarias, y dentro de los grupos de alimentos, los frutos secos con 11% de incidencia en niños menores de 5 años y un 37% en niños mayores de 5 años, hay que tener especial cuidado a la hora de empezar a introducir estos importantes alimentos en la dieta de nuestros hijos.

¿Cuándo debemos empezar a ofrecer frutos secos a nuestros hijos?

La alergia alimentaria es más frecuente en el niño que en el adulto, y se considera que existe un pico máximo en los menores de 3 años de edad. Es posible que esta disminución posterior se deba a que, en muchos casos, la sensibilidad a ciertos alimentos se pierde y, por tanto, el niño puede comenzar a tolerarlos.
De modo que deberíamos empezar a ofrecérselos después de los dos años de edad, pero si tiene algún tipo de antecedente alérgico, deberíamos retrasar su introducción hasta los cuatro años. Y esto lo debemos hacer con especial cuidado teniendo en cuenta que los frutos secos con mayor incidencia alérgica son los cacahuetes, nueces y pistachos, de modo que deberemos comprobar que estos y otros son bien tolerados por nuestros hijos.

Hay otro motivo llamativo y que tiene especial relevancia para la salud de nuestros hijos, y este es el atragantamiento, es por este motivo por el que se recomienda no ofrecer a los niños frutos secos enteros, si no triturados, para facilitar su digestión, ya que el atragantamiento por frutos secos representa alrededor del 80% del total. Otro problema añadido al riesgo de asfixia por atragantamiento es la lesión pulmonar debida al aceite destilado por parte de los frutos secos.

Los frutos secos son alimentos con un gran componente calórico, de modo que deberemos proporcionar a nuestros hijos frutos secos con moderación para evitar problemas a corto plazo de sobre peso.

¿Cómo introducir los frutos secos en la dieta de nuestros hijos?

Cuando comencemos a introducir los frutos secos en la dieta de nuestros hijos lo haremos de manera moderada y triturados, y por supuesto siempre pelados, ya que las cáscaras son un alto riesgo para la aspiración en las vías respiratorias, es por ello que se recomienda retrasar el consumo de frutos secos con cáscaras hasta al menos los cinco o seis años.

Una manera perfecta para que nuestros hijos comiencen su consumo es añadir frutos secos triturados sin cáscara como avellanas o almendras en los yogures o las papilla de fruta.

También en los platos con fruta troceada se pueden añadir uvas pasas, dátiles o ciruelas, para ir acostumbrando poco a poco su paladar.

En platos cocinados como por ejemplo el pollo, se puede añadir como guarnición en pequeñas cantidades, por su alto valor calórico, tanto frutas desecadas como frutos secos triturados sin cáscara.

 

 

2 Comentarios

    • Hola,
      Los pediatras recomiendan la introducción de los frutos secos a la edad de tres años,esto es debido a que es cuando se considera que el sistema inmunológico de nuestro hijo se encuentra más preparado y por tanto hay menor propabilidades de sufrir una alergia a dicho alimento, ya que los frutos secos tienen un gran poder alérgeno. Además, al igual que con la introducción demasiado temprana de otros alimentos (huevos,cereales,etc) se ha demostrado una mayor incidencia de alergias. Si nuestro hijo no es alérgico a los frutos secos no tiene por que tener problemas si lo introducimos antes pero, en especial en familias con antecedentes, es recomendable no introducirlos antes de los tres años.
      Un saludo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies