Recetas

Sopa de ramen japonesa con caldo de miso y pollo

Sopa ramen japonesa

Desde hace muchos años somos muy fans de la comida japonesa y la sopa de ramen es algo que nos vuelve locos por su sencillez y ese sabor sabroso de esta sopa que puede completar con mil ingredientes. Hace poquito que hicimos nuestro primer viaje a Japón y no sólo nos encandilaron los paisajes y la gente sino que la gastronomía acabó de volvernos locamente fans de este país y sus comidas. Allí pudimos comprobar que las sopas juegan un papel muy importante en la alimentación junto con el arroz y que el miso se puede considerar un ingrediente básico en su cocina, y en especial en los caldos.

Para hacer una buena sopa de ramen vamos a necesitar unos ingredientes que serán la base de nuestra sopa y después los complementos que le añadas son opcionales y al gusto de quien cocina. Nosotros en esta ocasión hemos hecho una sopa ramen muy habitual como es la sopa ramen con pollo, setas, cebollino, huevos y algas wakame.

El caldo de la sopa es el elemento clave de una buena sopa de ramen ya que aportará todo el sabor a nuestra sopa. Hemos utilizado como base un litro de caldo de pollo casero que ya teníamos guardado pero si no tienes puedes hacer uno de manera muy sencilla, con un esqueleto de pollo, un puerro, un trocito de apio y dos litros de agua. Déjalo cocer una horita y luego lo cuelas.

Sopa ramen japonesa

En cuanto a lo huevos para ramen tienes que prepararlos el día antes, ya que tienen que macerar en soja para que tomen el color parduzco.

Para ello pon agua a hervir, cuando hierva fuerte introduce los huevos con ayuda de una espumadera para que no se golpeen y baja el fuego para que el hervido no sea fuerte. Déjalos 8 minutos y sácalos a un cuenco con agua y hielo para que no se hagan más.

Esto es importante ya que la yema de quedar con textura pastosa. Una vez fríos pélalos y colócalos en una bolsa de congelar junto con 4 cucharadas de soja, dos de vino blanco y tres de agua. Cierra la bolsa con una pinta de manera que quede bien ajustadito y bien cubiertos y mételos a la nevera hasta el día siguiente.

Sopa ramen japonesa

Al día siguiente lo primero que haremos será el caldo y lo último serán los noodles ya que de esta manera estarán aldentes.

Para preparar el caldo ponemos una cazuela con un chorrito de aceite a calentar y añadimos los dos dientes de ajo y el chile picados muy finitos a dorar. Una vez dorados añadimos la cucharada de pasta de miso y la cucharada de semillas de sésamo molidas y mezcla todo muy bien.

Para triturar las semillas de sésamo puedes usar el almidel o la batidora primero y luego el almidel para que quede bien molido.

Sopa ramen japonesa

Ahora a nuestra cazuela vamos a ir añadiendo el caldo de pollo poco a poco para ir integrando con el resto de ingredientes muy bien. Y ahí lo vas a dejar a fuego muy bajo para que se mantenga bien calentito esperando el monento de añadirlo al cuenco de sopa!

Una vez tenemos el caldo tienes que preparar la pechuga. Para ello ponemos en una sartén un chorrito de aceite. Cuando esté bien caliente pon la pechuga para dorar bien, bien por ambas caras; así lo marcamos y se cierra para no quedar seco. No vamos a añadir sal ya que la salsa de soja en la que se va a cocinar le va a aportar la sal que necesita.

Una vez bien marcada por ambos lados la pechuga, tienes que añadir a la sartén dos cucharadas de salsa de soja, dos de vino blanco y tres de agua. En cuanto empiece a hervir baja el fuego y deja que se cocine por unos 15 minutos.

Sopa ramen japonesa

Para aprovechar el tiempo y tener todo listo para nuestra sopa, mientras se cocina la pechuga vas a preparar los toppins de tu sopa. Así que en un cuenco con agua tibia pon a hidratar el alga wakame, en unos 5 minutos las tendrás lista, luego sólo tienes que escurrirla.

También puedes partir y reservar los huevos cocidos por la mitad. Hazlo con cuidado para que no se te rompan; y los reservas en un plato. Escurre la setas y también resérvalas. Y el cebollín pártelo en lonchitas finas y también reserva.

Una vez que han pasado los 15-20 minutos de cocción de la pechuga, la sacamos de la sartén y la vamos a filetear y reservar.

Ya tienes todos tus ingredientes listos así que ya ha llegado la hora de cocer los noodles!. Para ello tan simple como poner agua a cocer en una cazuela. En cuanto esté hirviendo introduce los noodles, los que hemos usado nosotros estaban listos en dos minutos, pero lo mejor es que mires el tiempo de cocción que te recomienda el fabricante.

Como truquito decirte que mientras se hacen los noodles puedes calentar los cuencos en los que vas a servir la sopa. Para ello sólo tienes que poner un cacito del agua de cocción de los noodles, suficiente para que el cuenco esté atenperado.

Pasado el tiempo de cocción escurre los noodles y pon una porción en cada cuenco. Ahora ya puedes añadir en cada cuenco el caldo de pollo y miso hasta cubrir. Para completar sólo tienes que ir colocando tus complementos por encima. Así que coloca el huevo, los filetitos de pollo, las setas, el algo y el cebollín y ya lo tienes listo para sorprender a tus comensales del día.

Sopa ramen japonesa

Tiene tanto sabor que no van a poder ni creérselo, podrán incluso teletransportarse a Japón!!

Ingredientes para la Sopa de ramen japonesa con caldo de miso y pollo

4 porciones de fideos ramen
1 pechuga de pollo
4 huevos
2 cebollinos
2 dientes de ajo
media chile rojo
1 l de caldo de pollo
1 puñadito de algas wakame desecadas
1 puñadito de setas nameko en conserva
1 cucharada sopera de semillas de sésamo
1 cucharada sopera de pasta de miso
6 cucharadas soperas de salsa de soja
4 cucharadas soperas de mirin o vino blanco suave para cocinar

Ingredientes para la Sopa de ramen japonesa con caldo de miso y pollo

1. El día antes prepara los huevos. Para ello pon agua a hervir y cuando hierva fuerte pon los huevos con cuidado, baja el fuego y deja 8 minutos. Sácalos y colócalos en un cuenco con agua y hielo a enfriar, mientras en una bolsa pon 4 cucharadas de salsa de soja, dos de vino blanco y tres de agua. Cierra bien y guarda en la nevera
2. En una cazuela pon a calentar un chorro de aceite y añade el ajo picado junto el chile.
3. Machaca el sésamo y añade a la cazuela
4. Añade la cucharada de pasta de miso a la cazuela y mezcla
5. Ve añadiendo cazo a cazo el caldo de pollo. Reserva a fuego bajo.
6. En una sartén pon un chorrito de aceite y marca bien la pechuga por ambas partes. Añade dos cucharadas de salsa de soja, dos de vino blanco y tres de agua y cocina a fuego medio 15 -20 minutos
7. En un cuenco con agua templada hidrata las algas por 5 minutos y escurre
8. Parte en rodajitas el cebollino.
9. Filetea la pechuga.
10. En una cazuela con agua hirviendo cuece los noodles; escurre y pon en cada cuenco precalentado con agua hirviendo.
11. Añade caldo a cada cuenco con noodles hasta cubrir
12. Coloca por encima el pollo, las algas, las setas, el huevo y el cebollín.

Valores nutricionales de la Sopa de ramen japonesa con caldo de miso y pollo

sopa de ramen japonesa

Estos valores nutricionales les hemos conseguido gracias a MyFitnessPal.

5 from 1 reviews
Sopa de ramen japonesa con caldo de miso y pollo
Información nutricional
  • Porciones: 4
  • Calorias: 358
  • Grasas: 13
  • Carbohidratos: 29
  • Azúcar: 5
  • Sodio: 466
  • Proteína: 25
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 4 porciones de fideos ramen
  • 1 pechuga de pollo
  • 4 huevos
  • 2 cebollinos
  • 2 dientes de ajo
  • media chile rojo
  • 1 l de caldo de pollo
  • 1 puñadito de algas wakame desecadas
  • 1 puñadito de setas nameko en conserva
  • 1 cucharada sopera de semillas de sésamo
  • 1 cucharada sopera de pasta de miso
  • 6 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 4 cucharadas soperas de mirin o vino blanco suave para cocinar
Elaboración
  1. El día antes prepara los huevos. Para ello pon agua a hervir y cuando hierva fuerte pon los huevos con cuidado, baja el fuego y deja 8 minutos. Sácalos y colócalos en un cuenco con agua y hielo a enfriar, mientras en una bolsa pon 4 cucharadas de salsa de soja, dos de vino blanco y tres de agua. Cierra bien y guarda en la nevera
  2. En una cazuela pon a calentar un chorro de aceite y añade el ajo picado junto el chile.
  3. Machaca el sésamo y añade a la cazuela
  4. Añade la cucharada de pasta de miso a la cazuela y mezcla
  5. Ve añadiendo cazo a cazo el caldo de pollo. Reserva a fuego bajo.
  6. En una sartén pon un chorrito de aceite y marca bien la pechuga por ambas partes. Añade dos cucharadas de salsa de soja, dos de vino blanco y tres de agua y cocina a fuego medio 15 -20 minutos
  7. En un cuenco con agua templada hidrata las algas por 5 minutos y escurre
  8. Parte en rodajitas el cebollino.
  9. Filetea la pechuga.
  10. En una cazuela con agua hirviendo cuece los noodles; escurre y pon en cada cuenco precalentado con agua hirviendo.
  11. Añade caldo a cada cuenco con noodles hasta cubrir
  12. Coloca por encima el pollo, las algas, las setas, el huevo y el cebollín.
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies