Frutas Verduras

Los pesticidas en los alimentos, ¿cuáles contienen más?

pesticidas

Cuando se habla de la salud alimentaria, en muchas ocasiones salen a colación los pesticidas y su efecto sobre nuestra salud, ya que al final, queramos o no, pueden acabar siendo parte de lo que ingerimos. Pero lo primero que debemos saber es qué son los pesticidas y cuál es su uso.

Qué son los pesticidas

Los pesticidas, también conocidos como plaguicidas o fitosanitarios, son unos compuestos químicos que se añaden a los cultivos con el fin de conseguir protegerlos frente a plagas o enfermedades que los puedan dañar. Cuando hablamos de plagas, podemos hablar de insectos, roedores, bacterias, parásitos, hongos, etc.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación) estima que alrededor del 25% de las cosechas mundiales se arruinan debido a plagas u otras enfermedades que afectan a los cultivos. Es decir, que gracias a estos plaguicidas, pesticidas o fitosanitarios, se puede aumentar la producción de los alimentos, para que lleguen al máximo de personas posibles, y de este modo evitar hambrunas.

Además añade, que, gracias a estos elementos químicos, se puede mejorar el aspecto de los vegetales contribuyendo a alargar su vida comercial. Y no sólo eso, si no que nos protegen, como consumidores que somos, de algunas enfermedades o peligros como pueden ser las contaminaciones debidas a los hongos.

Los pesticidas y los alimentos

Una de las grandes controversias, o el motivo por el que los plaguicidas no suele ser visto con buenos ojos por los consumidores y la población en general, es debido a que se quedan residuos de estos en los cultivos. Y al recolectarlos y almacenarlos, se acumulan más, y si se ingieren grandes cantidades, pueden resultar tóxicos para nuestra salud.

Según muchos estudios, alrededor del 85% de los alimentos no contienen ningún tipo de residuo, y el restante 15%, contienen residuos pero en cantidades muy bajas, siendo prácticamente inocuas para el consumidor.

En el caso de la Unión Europea, existen directivas por las cuales no se pueden utilizar ningún tipo de pesticida que no se haya demostrado científicamente que no produce ningún tipo de efecto perjudicial tanto para consumidores, como para agricultores o terceras personas que se pudieran ver afectadas en la cadena de producción-consumo.

Los alimentos que contienen pesticidas

Son los cultivos de frutas y verduras en los que podemos encontrar residuos de pesticidas.

Dentro de las frutas, podemos encontrar pesticidas en uvas, melocotones, nectarinas, fresas o albaricoques.

Si hablamos de verduras, son las lechugas, espinacas, acelgas, tomates y berenjenas donde mayor cantidad de pesticidas podemos encontrar.

Los cereales son otros cultivos que se ven afectados a la presencia de pesticidas. Pero no se detiene aquí, si no que también por contaminación, podemos encontrar restos de pesticidas en el agua y bebida de los animales, de modo que se hayan trazas en sus productos derivados, como son los huevos, carne y leche.

Efectos de los pesticidas en la salud

Como se he comentado más arriba, a pesar de haber controles alimentarios que puedan evitar la intoxicación debido a pesticidas, esto no quiere decir que no existan tales intoxicaciones.

Podemos agrupar las intoxicaciones en tres grupos, por un lado las intoxicaciones que se deben a la manipulación del pesticida, del que estaríamos exentos los consumidores, y las intoxicaciones o toxicidades que podemos sufrir tanto consumidores como productores.

Si hablamos del segundo grupo, que es al que pertenecemos como consumidores, podemos hablar de una toxicidad crónica, debido a una exposición continuada en el tiempo. En este caso podemos hablar de problemas de irritación de la piel o de las mucosas, así como alteraciones del sistema nervioso.

En el caso de los niños es incluso peor, ya que son más susceptibles de padecer toxicidades al estar su órganos en pleno desarrollo. Así pues, una dosis menor, va a ser más tóxica para un niño que para un adulto.

Cómo prevenir los pesticidas

Antes comentamos que los pesticidas se acumular principalmente en la parte exterior de frutas y verduras, así que siguiendo unos sencillos consejos, podemos eliminar gran parte de ellos, antes de consumirlos.

Verduras

Quita las hojas externas de las verduras.
Lava las verduras antes de cocinarlas. Es durante el proceso de cocinado donde se eliminan gran parte de los pesticidas.
Quita el caldo de la cocción de las verduras, puesto que es bastante probable que los pesticidas estén ahí. Esto es muy importante para el caso de embarazadas y niños.
Si te vas a comer la verdura cruda, debes lavarla bien, con agua corriente y caliente durante al menos un minuto.
Lava las verduras frotándolas o cepillándolas con agua corriente, caliente y jabonosa durante al menos un minuto, antes de comerlas crudas.

Frutas

Lava la fruta siempre antes de cocinarla.
Si las vas a comer crudas, lávalas en agua caliente, frotándolas bien, durante al menos un minuto.
Siempre va a ser mejor pelar la fruta, aunque de esta manera también estamos dejando de consumir fibra y nutrientes.

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies