Vida Sana

Qué hacer si mi hijo se atraganta

que hacer si mi hijo se atraganta

Cómo se puede atragantar un bebe

Es bastante fácil que los bebés se puedan atragantar, ya que es habitual que se lleven ciertos objetos a la boca, ya sean juguetes, elementos que pueda encontrarse por su camino como pueden ser pequeñas piezas, o elementos de la naturaleza como son piedras o plantas, siendo estas últimas peligrosas, puesto que se pueden hinchar y aumentar su volumen debido al contacto con la saliva.

que hacer si mi hijo se atraganta

Estos elementos pueden provocar una obstrucción de las vías respiratorias, que si permanecen obstruidas durante unos cuatro minutos puede producir importantes daños cerebrales en el niño, aunque la mayor parte de las veces, estos cuerpos extraños no suelen llegar hasta el árbol bronquial.

Si el niño es menor de un año hay que dar unos leves golpes en la espalda. Cuando son un poco más mayores de un año, se les puede aplicar la llamada maniobra de Heimlich (con el puño se se efectúan una serie de compresiones rápidas en el centro del abdomen por debajo de las costillas).
En cualquier caso, hay que actuar con rapidez y llevar inmediatamente al niño al urgencias.

Qué debo hacer si mi hijo se atraganta

Lo más importante es mantener la calma y tener sangre fría.

Bebés menores de un año
Puede que con la tos del niño el objeto sea expulsado, pero en ningún caso hay que intentar meter los dedos para coger el objeto, a no ser que se esté completamente seguro de poder hacerlo rápido y sin ser invasivo, ya que si no está claro, se puede empujar un poco más adentro.
Hay que evitar los movimientos bruscos.

En el caso de que está llorando con fuerza o no tose, la forma más efectiva para poder sacar el objeto es la siguiente;
Acostar al bebé boca abajo, a lo largo del brazo, utilizando el muslo como apoyo, para usar la mano sosteniendo el pecho del niño y la mandíbula con los dedos, quedando la cabeza más baja que el resto del cuerpo.

Con la base de la palma de la mano, hay que dar entre tres y cinco golpes entre los omoplatos.

Si no se llega a expulsar el objeto que está produciendo el atragantamiento, hay que dar la vuelta al niño boca arriba y con la cabeza de lado, y se le aprieta cinco veces en el centro del pecho, alrededor de un dedo por debajo de los pezones, usando los dedos medio y anular, de esta manera el aire ascenderá por la tráquea despejando las vías respiratorias.

En caso de que el objeto no se haya podido extraer y las dificultades para respirar sigan, hay que llevarle de forma urgente e inmediata al hospital.

Niños mayores de un año

Igual que con lo niños menores de un año, si el niño tose y puede hablar, es mejor quedarse atento a la expectativa por si el niño por sí sólo es capaz de expulsar el objeto que le produce la obstrucción.
En caso contrario, situándose detrás del niño, hay que rodearle con los brazos y con el puño cerrado situándolo debajo de la boca del estómago. Con la otra mano empujaremos el puño, haciendo compresiones fuertes y rápidas, apuntando hacia abajo y hacia arriba hasta que consigamos que el objeto sea expulsado.

Si con esta maniobra no se consigue que el objeto sea expulsado hay que avisar a los servicios de emergencia de forma inmediata.

Si comprobamos que el niño se ha quedado inconsciente hay que tumbar al niño boca arriba intentando buscar el objeto, y si lo vemos intentaremos extraerlo con los dedos.

En caso de que el niño haya perdido el conocimiento hay que realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar conocida como RCP;

1. Levantar la barbilla del niño inclinando la cabeza hacia atrás a la vez que se aparta la lengua de la tráquea.
2. Colocar el oído cerca de la boca del niño y observar el pecho para comprobar la respiración.
3. Si el niño respira, hay que administrar los primeros auxilios en caso de pérdida de conocimiento.
4. En caso de no encontrar respiración, hay que hacer el boca a boca, manteniendo la posición de la cabeza fija, hay que cerrar las fosas nasales del niño usando los dedos pulgar e índice, después cubrir la boca por completo con su boca e insufle aire lentamente dos veces con una pausa entre una y otra.
5. En caso de que el pecho del niño no se levante, cambie la posición de la cabeza y dé dos insuflaciones más.
6. Abra la boca del niño con los dedos pulgar e índice y extraiga el objeto si éste es visible y está suelto.
7. Si el objeto sale pero lel niño no tiene pulso, comience a administrar la RCP con compresiones cardíacas. Si no hay ningún objeto visible, inicie la RCP

Después de un atragantamiento, hay de acudir al médico, ya que pueden quedar restos del objeto en el árbol bronquial, y producir infecciones respiratorias severas, así como déficit de oxigenación que a medio plazo, que pueden ocasionar secuelas graves para el niño.

Este vídeo muestra cómo llevar a cabo las diferentes maniobras.

 

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies