Alergias e Intolerancias Enfermedades

Alergia al pescado

alergia al pescado

La alergia al pescado se debe a varias causas, pueden ser las histaminas que contiene, las proteínas o el parásito del anisakis.

Quienes tienen alergia al pescado, no tienen por qué ser alérgicos a todo tipo de pescados, aunque sí es cierto que los alérgicos al pescado normalmente tienen alergia a varias familias de pescados.

alergia al pescado

El gallos, la pescadilla o la merluza son los pescados donde las reacciones alérgicas son más comunes, por el lado contrario nos encontramos con el atún, caballa o pez espada.

En el caso de los bebés nos encontramos con que la reacción alérgica puede tener el origen en la leche materna debido a las proteínas que esta contiene. Aunque este no es el único origen de una reacción alérgica al pescado en los más pequeños, ya que durante la introducción al pescado pueden darse reacciones alérgicas.

No se ha llegado a demostrar que pudiera haber reactividad cruzada entre el pescado y el marisco, eso no quiere decir que aquellos que son alérgicos al pescado no lo puedan ser al marisco y vice versa.

¿Cómo saber si mi hijo tiene alergia al pescado?

Las reacciones alérgicas se suelen producir pasado un breve periodo de tiempo después de la ingesta de este que puede variar desde media horas hasta las dos horas.
Son variados los síntomas que se pueden padecer, algunos son la urticaria, prurito bucal, vómitos continuados, dolor abdominal, diarrea e hipotensión.

En los casos más graves, se puede llegar a sufrir una anafilaxia (reacción alérgica grave en todo el organismo). Quienes padecen asma tienen un riesgo mayor de sufrir las reacciones más graves.

En ocasiones no hace falta ingerir pescado para sufrir una reacción alérgica, la inhalación de los olores al pescado, vapor de cocción, pueden llevar a tener rinitis.

¿Quienes están más expuestos a la alergia al pescado?

La exposición a la alergia al pescado viene dada por varios factores como son los hábitos alimenticios.

En el caso de los niños, la alergia al pescado se encuentra en el tercer puesto, la preceden la alergia a la leche y al huevo

¿Qué es lo que produce las reacciones alérgicas al pescado?

Hay unas proteínas llamadas parvoalbúminas que aún siendo específicas de cada especie de pescado, con muy parecidas en todas las especies.

Las diferentes formas de preparación del pescado pueden ser determinantes para la alteración de su capacidad alergénica y hacerlos mucho más tolerantes. Esto ocurre especialmente en el atún, siendo el que se encuentra en conserva más tolerado que el fresco.

¿Cuáles son las pruebas para la alergia al pescado?

El alergólogo es el especialista encargado de llevar a cabo las diferentes pruebas, seguimiento y finalmente ofrecer un diagnóstico.

Las pruebas más habituales son las cutáneas usando una técnica llamada prick y análisis de sangre, también llamadas pruebas serológicas.
En algunos casos, la exposición al pescado puede ser otra prueba a lleva a cabo.

Tratamiento de la alergia al pescado

Como en todas las alergias, el tratamiento más efectivo es la ausencia de consumo del alimento que produce la alergia.

De modo que si el niño es alérgico a un tipo de pescado, salvo seguimiento del alergólogo encargado del diagnóstico y tratamiento no deberá consumir ningún tipo de pescado.

Aunque no tiene por qué ser también alérgico al marisco es mejor evitar el consumo de alimentos o productos preparados que puedan resultar sospechosos.

Como en el caso de los lactantes que pueden sufrir reacciones alérgicas debido a las proteínas que pueda contener la leche materna, también otros alimentos de origen animal pueden ser causa de reacción alérgica al pescado por la alimentación de estos a base de harinas de pescado.

En otros productos procesados nos podemos encontrar con trazas de pescado, algunos de estos son:
Paellas preparadas, ensaladas preparadas, sopas preparadas, pizzas, rollitos de cangrejo, también conocido como chaca.
Productos enriquecidos con omega 3 teniendo como origen el pescado, harinas de pescado, y algunas bebidas alcohólicas en las que se ha usado las colas de pescado para clarificarlas.

Algunos medicamentos pueden contener algún tipo de compuesto referente al pescado.

Algunos consejos

Los restaurantes para los alérgicos no son el mejor sitio para comer, ya que en algunos casos se pueden manipular alimentos como carnes con utensilios usado para el pescado, contaminándolos y siendo un foco de reacción alérgica al pescado.

Cuidado con el aceite, si se ha utilizado para cocinar pescado, cambiarlo y limpiar muy bien la sartén y demás utensilios utilizados.

Debido a la carencia de algunos aportes como los ácidos grasos, se recomienda completar con aceites como el de girasol, maíz o soja así como frutos secos.

El consumo de productos procesados o industriales no es nada sano ya que suelen contener excesos de grasas saturadas, azúcares, etc. Pero además en el caso de los alérgicos, estos alimentos pueden presentar alguna traza de pescado difícil de detectar.

Llevar algún identificativo que muestre a terceros que el portador es alérgico y a qué exactamente puede ser de gran ayuda en ciertas circunstancias.

Es muy importante que si el niño come en el comedor escolar, los encargados de la cocina y los educadores sepan a qué es alérgico el niño.

En ocasiones puede ser conveniente llevar encima adrenalina autoinyectable, pero será el médico especialista quien decida de su idoneidad.

El farmacéutico y médico de cabecera siempre deben ser conocedores de las alergias, para evitar problemas con los medicamentos, y además es conveniente leer aténtamente los prospectos de estos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies