Vegetarianismo

Dietas vegetarianas y veganas y la vitamina B12

Vitamina B12

Uno de los problemas principales de las dietas vegetarianas muy estrictas, y sobre todo de las dietas veganas, es conseguir la suficiente cantidad de vitamina B12. Así pues, algunas de las preguntas más frecuentes sobre este asunto suelen ser, ¿Si no ingiero carne voy a tener defecto de vitamina B12?, ¿Puedo tomar suplementos de vitamina B12? O ¿Cómo puedo saber si tengo déficit de esta vitamina?

No es tan raro algunas informaciones que leamos hablen de este tema, bastante serio para la salud, con cierta despreocupación, afirmando que existe una gran variedad de alimentos que la contienen de forma natural, y que no provienen del mundo animal. En concreto se suele hablar de algunas algas como son wakame, espirulina o nori. También se mencionan algunos productos como el tempeh, frutos secos o incluso alguna variedad de setas.

Si bien es cierto que estos alimentos contienen vitamina B12, también es cierto que son cantidades mínimas las que nos aportan, y por lo tanto no resulta suficiente para las cantidades que nuestro organismo necesita.

Es cierto que nuestro organismo, a través de los intestinos produce vitamina B12, pero también es cierto, que la absorción que se realiza el intestino delgado, no garantiza que sea suficiente, de modo que no es viable confiarnos de esto.

¿Qué es la vitamina B12?

Pues bien, esta vitamina, también conocida como cobalamina realiza una gran cantidad de funciones en nuestro organismo, tan importantes como la síntesis y regulación del ADN, ayuda en el metabolismo de ácidos grasos, glúcidos y aminoácidos, contribuye de forma importante en el mantenimiento de los glóbulos del torrente sanguíneo y de las neuronas.

Su origen es animal, pero con matices. Es decir, los animales consiguen esta vitamina a partir del consumo de alimentos que contienen unas determinadas bacterias que sintetizan esta vitamina. Y de ahí, gracias a la cadena alimentaria, llega a nosotros.

Alimentos ricos en vitamina B12

Como hemos comentado un poco más arriba, aunque hay alimentos de origen vegetal que contienen vitamina B12, no tienen las cantidades suficientes que necesitamos. De modo que no resultan una alternativa fiable.
Algunos de los alimentos que sí son ricos en vitamina B12 son productos de origen animal como la carne, los lácteos y los huevos.

Esto no quiere decir que debamos comer todos estos alimentos, es decir, hay algunas personas que excluyen de su dieta la carne, pero no así el pescado. De modo que si en la dieta habitual comemos pescado o marisco, además de lácteos o huevos, conseguiríamos las cantidades de necesarias que necesita nuestro organismo.

Hay quienes deciden tomar alimentos procesados con suplementos de esta vitamina de forma continuada, en vez de conseguirla a través de los alimentos mencionados anteriormente, pero no resulta recomendable. El motivo es la cantidad de azúcares que contienen.

El problema de la deficiencia de la vitamina B12

No es ninguna broma tener carencias de esta vitamina, es por eso que aquellas personas que siguen dietas vegetarianas o veganas, dedican gran parte del esfuerzo de la dieta en conseguirla en cantidades óptimas.

La falta de esta vitamina puede provocar anemia, derivada de un aumento del tamaño de los glóbulos rojos, que si persiste en el tiempo puede llegar a provocar daños cerebrales irreversibles.

También esta deficiencia puede provocar un deterioro del sistema nervioso. Como puedes ver, los efectos son muy negativos y afectan a la salud, es por ello que vegetarianos y veganos pongan mucho empeño en conseguir esta vitamina.

Los síntomas más comunes de un déficit de vitamina B12 son manchas en la piel, dolor en la lengua, pérdida de sensibilidad, cosquilleo, cansancio, visión borrosa, confusión e incluso pérdidas de memoria.

¿Qué toman veganos y vegetarianos para suplir la falta de vitamina B12?

Como este es uno de los mayores problemas de estas dietas, suelen tomar suplementos de forma habitual para conseguir cubrir sus necesidades diarias. Pero aquí es muy importante recalcar que se debe hacer siguiendo las indicaciones de un nutricionista y del médico habitual. Ya que se debe hacer un seguimiento que pueda certificar que se han obtenido las cantidades necesarias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies